11 ago. 2017


3 comentarios:

  1. Genial, Luis, has visto perfectamente la línea quebrada de ese zócalo en el rincón y esa pequeña ventana dando sentido al blanco impoluto de la pared. Muy, pero que muy buena.
    Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
  2. No me canso de ver tus soledades, hablan tanto desde el silencio...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar